Venezuela vive uno de los momentos más álgidos en su economía, la crisis está devastando a este país que en el pasado fue uno de los más prósperos de América Latina, ahora la escasez de alimentos y los estragos causados por el hambre, ocasionan que los venezolanos estén buscando un nuevo porvenir en países aledaños como Colombia, mientras que aquellos que deciden continuar en su ciudad natal hacen lo imposible por sobrevivir.

El colapso se aprecia en todas las instancias de la sociedad, el hambre no respeta género y edad, cada día se registran severos casos de desnutrición en menores y los médicos no pueden hacer nada ante esto, ya que tampoco existe suficiente atención médica y medicamentos para tratamientos.

“Las autoridades del hospital esconden todo tipo de estadísticas: epidemias, desnutrición…, pero las muertes de pacientes son cada vez más frecuentes”, denuncia Juan, un médico del Hospital de Niños J. M. de los Ríos.

Según un estudio de Caritas el déficit nutricional en distintos niveles llega al 68% de los niños de Venezuela. La organización asegura que la desnutrición aguda tiene por lo menos a 280 mil niños al borde de la muerte, y sólo en 2017 fallecieron entre 5 y 6 niños a la semana por falta de alimento.

Mientras que la escasez de alimento es algo preocupante, las aglomeraciones ya son algo frecuente en los supermercados, donde las colas inician desde la madrugada, y los venezolanos acuden con la esperanza de entrar antes de que se acaben las existencias.

El estudio Condiciones de vida en Venezuela (Encovi), elaborado por la Universidad Central de Venezuela, la Simón Bolívar y la Católica Andrés Bello, revela que un 12 por ciento de la población hace dos o menos comidas al día, mientras que en 2017 el 50 por ciento de la población paso a formar parte de la franja de pobreza extrema.

Más datos de la encuesta, dieron a conocer que en 2017, más de la mitad de la población perdió unos 11 kilos de peso, a razón de la pobre alimentación que padecen.

El 61 por ciento de los consultados señaló que se había “acostado con hambre” pues no contaba con suficientes alimentos, en tanto que el 90 por ciento, señaló que su ingreso “no es suficiente” para comprar los alimentos necesarios.

En tanto, el 78 por ciento de los encuestados dice que no se consiguen muchos de los alimentos de la canasta básica, y cuando los consiguen, lo hacen a través de vendedores irregulares y a un alto costo, esto ha ocasionado que el 63 por ciento de las personas practique la “estrategia” de “rendir los alimentos en el hogar” al eliminar comidas o recortar porciones en los platos

En el caso de la población infantil, 3 de cada 4 niños de las poblaciones más pobres en edades comprendidas entre 3 y 17 años han dejado de ir a la escuela con frecuencia por falta de comida, según reveló la experta en Estudios Sociales de la UCB Anitza Freitez.

 

Compartir

2 COMENTARIOS

  1. La gente se lo toma a broma, dicen que mañana se dirán que amlo es el conquistador de galaxias y no se cuanta pendejada. Pero es real, gobiernos con dictaduras y populismo se van al caño. Basta con conocer a un venezolano para abrirte los ojos, lo mismo vivieron y las ganas de un cambio los llevó a tomar las peores decisiones.

  2. El problema es que ponen estas notas para que los mexicanos tengamos miedo de AMLO y causan justo lo contrario. Decir al país con mayor índice de obesidad del mundo que bajarán 11 kilos con AMLO es invitarlos al voto, vaya que nos vendría bien.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí