El presidente Enrique Peña Nieto impulsó en su gobierno una reforma integral en el sistema educativo mexicano, el cual primero inició con una reforma en los aspectos laborales de los maestros para poner orden en diversos aspectos como entrega de plazas, salarios y prestaciones y beneficios sindicales.

Posteriormente vino recientemente la reforma en el sistema de enseñanza, que implicó un cambio en los planes de estudios, así como en la visión educativa, poniendo a “la escuela al centro”.

La modernización educativa consistió en tres cambios en el sistema vigente que había sido diseñado en los años sesenta durante el gobierno de Adolfo López Mateos.

El primero de ello fue dejar atrás las viejas técnicas de memorización para modernizar la forma de enseñar. Un modelo pedagógico que ayude a pensar al alumno y los anime a investigar, analizar la información, sintetizar y presentarla de forma estructurada, en pocas palabras, “Aprender a aprender”.

El cambio implica formar a los maestros, elaborar nuevos libros de texto, dotar a las escuelas de servicios, desde retretes a conexión de internet, así como mejorar la equidad y la inclusión en comunidades marginadas.

Otra de las innovaciones es imponer el inglés desde primaria hasta la universidad lo que obligará a enseñar el idioma a decenas de miles de profesores durante el próximo año.

La tercera novedad es la autonomía que logran las escuelas, teniéndose un 80% del nuevo sistema igual para todos los colegios públicos del país, y un 20% en manos de profesores y padres.

Sin embargo, el nuevo modelo educativo despertó varias dudas sobre los retos a vencer como el aspecto de los recursos que hace difícil dotar de dinero a las escuelas para la necesaria capacitación de los profesores.

El gobierno mexicano incluyó una hoja de ruta que incluye los planes, programas y un calendario de aplicación del mismo a un plazo de 10 años y con escenarios presupuestales, para que se convierta en una realidad.

A un año de acabar el gobierno federal y con elecciones presidenciales en puerta, el principal reto será llevar el modelo a las escuelas de Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Chiapas que han rechazado la Reforma Educativa, la cual no contó con el consenso que sí tuvieron otras reformas.

3 COMENTARIOS

  1. La tan esperada reforma, si le seguimos poniendo el pie no vamos a ningún lugar. Dialoguemos y definamos a través de nuestros diputados para que todo sea a favor del país, y no de unos cuantos.

  2. Qué reforma esa que plantean de suprimir las pruebas a los maestros y las de acceso a la universidad? es ese el camino para mejorar nuestra educación? conmigo que no cuenten…

  3. Oswaldo A. ¿Pero quién quiere suprimir las pruebas de los maestros? digo para estar informada porque lo que yo veo es que los maestros ya no pueden vender plazas a gente sin experiencia o carrera educativa. Los profes se quejan pero en realidad es el magisterio que mete miedo a los maestros, el miedo lo tiene el magisterio que no podrá seguir robando tanto y manipulando masas. Los tiempos de Elba Esther ya se acabaron!

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí