En los últimos años ha crecido el número de personas con un nivel educativo mayor al de sus padres ha aumentado en América Latina y el Caribe, según un informe del Banco Mundial.

Países de América Latina presentan uno de los mejores resultados en términos de movilidad intergeneracional absoluta, gracias a un mejor acceso a la educación durante las últimas décadas.

El nivel educativo es un buen indicador de la movilidad económica y social, dado que aquellas personas con un mayor nivel y calidad de educación tienen mejores ingresos en general.

Aquellos que nacen en familias de padres con menos educación son mucho más propensos a ser los menos educados de su generación, pero aun así se ha logrado avanzar.

El Banco Mundial señala que aun así, se necesita más para mejorar la calidad y aumentar el acceso de los niños que provienen de los hogares rurales e indígenas más pobres.

Aunque la educación primaria es prácticamente universal en la región, aún existen brechas en cuanto a la educación secundaria y terciaria. Entre los niños de tres 3, por ejemplo, solo la mitad de los que habitan en los hogares más pobres asisten a la escuela, comparados con el 90% de los niños del nivel de ingreso económico más alto.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí